Guerra

A la Sombra de la Luna

Brotando su cuerpo de la sangre derramada,
su cráneo rojo, su espalda escarlata.
Montó el jinete su corcel invisible
y miró el río de sangre que sería su marcha.

Y recorrió, la carmesí mancha,
deteniéndose cada vez que percibía una mirada,
un atisbo de las escondidas esperanza,
que sólo trataban de proteger su manada.

y saltaba, directo a su mente,
esgrimiendo en alta su espada.
El metal rojo sangre,
reluciendo en al oscuridad que dejo Hambre.

Y de un solo tajo arrancaba
lógica de las emociones,
de un solo corte derribaba
seguridades y convicciones.

Y de cada abismo abierto,
las preguntas en las esperanzas manaban,
¿Por qué quedarse y resistir?
¿Por qué no huir en desbandada?

Y siguió de mirada en mirada
cabalgando Guerra las mentes dañadas,
navegando el río de sangre,
apagando, con su espada, las últimas esperanzas.

Ver la entrada original

Anuncios

BANDERA Y BALA

Ay!, esos paréntesis.

Hazme poeta


Lo más lejos de ti es tenerte en frente, pero fuera de mi alcance. Es como ser una piedra que bate sus alas de papel para no hundirse en arenas movedizas.
Sé que te llevo muy dentro porque me duelen más las distancias que los destiempos. Sabes que estamos hechos de risas y besos, por eso no caben lágrimas en tus silencios.
Nos desintegramos a base de caricias y magia gris, con religiones sin dios en una guerra con demasiadas causas y portando una bandera baleada por los orgasmos que fallaron el blanco.
Cuando supimos que éramos voluntarios desobedientes, fuimos capaces de redactar un tratado de paz sobre el arco iris que encontramos en la escala Richter de nuestras inquietudes.
Nos habían dicho que si el suelo temblaba es porque se acerca un terremoto, sin embargo, vibramos más cuando somos tempestad.
Lo cierto es que el suelo se abrió ante…

Ver la entrada original 55 palabras más

Entre versos.

…De que cuando te denomino utopía,
es porque acepto que jamás serás mía…

Palabras, y todo lo que traen consigo.

Nadie se acuerda,

de que también

tiene cruz la moneda.

De que no siempre sale cara.

De que cuando te digo droga,

también es porque en mi interior explotas.

Que por tu nicotina

sigue mi llama encendida.

De que al llamarte musa,

te dejo las llaves de mi casa,

para que vengas y te vayas

como buenamente te plazca.

De que cuando te denomino utopía,

es porque acepto que jamás serás mía.

Que por siempre serás un sueño,

y yo viviré estando despierto.

De que tengo constancia

de la existencia de tus alas,

porque te he intentado seguir,

y he caído en un foso sin fin.

A veces no basta

con mirar las palabras,

y hace falta,

que leamos entre líneas.

No espero que entiendas que para mi,

no hay tanta diferencia entre

escribirte versos,

y comerte a besos.

Ver la entrada original

Atardecer

Lágrimas y letras

Difuminarme con el atardecer lentamente,
bañada de luz dorada y suave brisa otoñal,
ahogarme con el sol, ser parte de su último destello,
ser parte del grito de un astro moribundo, gemir con él,
deshaciéndonos juntos,
mientras nos recorre la piel la oscuridad
volvernos uno.
Renacer al alba entre rocío y nubes,
entibiarnos poco a poco con el suave roce del deseo.
Dejando atrás estrellas, vacío.
Surgimos encendidos, quemándonos.
Somos día otra vez.

Belita

1dd14937baf6e0ba1f31723054bb03c4

Ver la entrada original