Vuelve a sonreír

Viviana Lizana Urbina

Enlace a participación en El poder de las letras

En la profunda nostalgia y melancolía que has bordado en los últimos bosquejos de tu vida, despliegan la amargura de tu alma que no logra ver luz en el resplandor de las estrellas.

Y te veo sumido en los tormentos que se asoman por entre las grietas que van dejando las desilusiones y desesperanzas, te veo hundido en el charco de tus lágrimas y digo:

¿Acaso no eras el payasito de mamá?

Resurge de la esencia de tu alma, allí está la fortaleza ya forjada, la hiciste con tus manos a rayo de sol o bajo el frío, no te detuvo una tormenta ni el gran calor…

Revisa las líneas de tus manos, en ellas está el camino ya andado, ahora mira atento el horizonte…

¿Qué ves?

Allí está lo que tu corazón anhela, ve por él.
Viviana Lizana Urbina

Ver la entrada original

TE VI PASAR

Albert Ribeiro G.

Te vi pasar cautiva de otros brazos

El amor era cómplice de tu sonrisa

Tu sonrisa era cómplice de mi dolor

Te vi pasar y los motivos se extraviaron

Mis dudas iniciaron su chantaje

Recuerdos… es todo lo que merezco

Recuerdos… es todo lo que me queda

Dejaste el rastro de tus sueños en mi piel

Pintaste tus notas en mis labios

Grabaste tu rostro en cada estrella

en cada verso

en cada anhelo

Te vi pasar y te amo

Te vi pasar y me olvidaste

Te vi pasar y seguiste con tu vida

así como yo seguí con la mía

cuando pensé que no te quería.


Ver la entrada original

QUINTILLA A LA LUNA

POESÍA JAPONESA DE ELFICAROSA. PÁGINA WEB PROTEGIDA, TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Código Safe Creative: #1608052119818

Tipo de estrofa usada sobretodo durante el Siglo de Oro en la lírica española, compuesta por cinco versos octosílabos, cuya rima puede ser ababa, abaab, abbab, aabab, aabba.
Si los versos son de arte mayor, recibe el nombre de quinteto.

La luna quiere salir
por la noche va soñando,
en que haría por vivir,
estar en el lago amando
y de la mano asida ir.

Fondo Paisaje Luna Llena sobre Lago

Ver la entrada original

Leyendo la melancolía

Viviana Lizana Urbina

En el costado de tu silencio,
se pasea erguida la soledad haciendo honor
a tus desgarradores gritos del alma
que clama por unas migajas
de cordura
ante la locura de la melancolía que reina dichosa
en las blondas de tu mirar…
A lo lejos te presiento, tambaleando en la oscuridad, desesperado con los escozores
en las llagas que ha dejado
la partida de esa sombra,
que fue tu guarida
de noches ardientes,
quien con sus caricias
talló profundas huellas
en tu sensibilidad…
Y me pregunto, continuamente, qué puedo hacer para rescatarte de la borrachera de tu corazón…
Impotente ante tus lágrimas
sólo puedo decirte,
espera que amanezca,
busca el sosiego bajo el rocío, la brisa o en la lluvia, ellos mitigarán el dolor…
Tal vez, con un poco de tiempo,
sentirás en cada instante,
que vivir da la opción de hacer tu vida mejor.
Por ahora, deja que se ilumine…

Ver la entrada original 8 palabras más

Nada es igual que ayer

UNIVERSO ESPEJO Poemas y algo más

La vida, a veces, nos sitúa al borde de un precipicio. Y nosotros, no pocas de esas veces, no nos ayudamos mucho, embaucándonos tras la queja o la desesperación. Para esos días recupero un poema que escribí hace tiempo.

Nada es igual que ayer

al menos, como hoy lo ves,

lo que se va y lo que viene,

lo que fuiste y lo que tienes,

Nada es igual que ayer

Ves, tu cuarto, huele a menta

y esa luz que hoy alimenta

los rincones, las macetas,

y que tu cuerpo perfila,

entre tonos violetas

se tropieza con las lilas

que asoman a tu cintura,

lo ves, ya se fue la duda

y también esa amargura

Nada es igual que ayer.

Porque el dolor ya se fue,

al menos como hoy lo ves

Nada es igual que ayer.

Ver la entrada original