Del latín, Tripaliare.

A la Sombra de la Luna

Hoy no he escrito nada,
Kronos ha sido inclemente.
He intentado tomar el lapiz
Y él, muy atrevido, me ha enseñado los dientes.

—No —me ha dicho,
—Usted vuelve a su silla,
se pone el traje, anuda la corbata
y se encierra en la oficina.

—Mirad que quería escribir el hombre
condenado a la vida corriente.
Usted se concentra en lo mundano
y se queda trabajando cueste lo que cueste.

Y así como, sin comida el poeta se muere,
obligado estamos de seguir trabajando.
Pero por mientras, un par de versos disimulados,
No se vaya a desacostumbrar la mano.

No se vaya a desacostumbrar la mente,
de tanto nutrir al cuerpo esclavo.
No, que cante el alma oculta.
mientras Cuerpo y yo, trabajamos.

Ver la entrada original

Anuncios

Mi amigo, ese desconocido

A la Sombra de la Luna

Ese triste momento
cuando algo que creímos eterno
se nos muestra tan distinto
de como los evaluamos en un principio.

El amor de tu vida,
tu mejor amigo,
el socio perfecto,
la sonrisa querida.

Y en una iluminación de conciencia
se nos revela de pronto
como un mero desconocido
tan solo otro nombre en la agenda

Sólo otro contacto de tus redes,
¿Negaremos acaso que duele?
Cuando aquel antes tan cercano
le sentimos sólo como un extraño.

¿Y aprendimos de esto acaso?
No, seguimos errando en la vida,
a la experiencia le gustan las mentiras,
olvida lo aprendido, allá de nuevo vamos.

Ver la entrada original

El Silencio

¡Qué hablen las letras!

La Esfera que no gira más

Insano es lo que siento
y no puedo expresarlo,
pierdo demasiado tiempo
pensando en tonterías
¿es el silencio inalcanzable
ante los murmullos del pasado?
No quiero caer en el baile de la monotonía
ni mezclar el alcohol con recuerdos.
Escribo poesía porque me da miedo
gritar a los cuatro vientos…
y no le temo callar
–presumo de ello–
pero a veces es mejor guardar silencio.

¡Qué hablen las letras!
En el papel quedó la angustia
que guardaba en mi pecho.
La lengua está seca
esperando esparcirse

en un cuerpo honesto,
mi boca es prudente
con la omisión de los necios.
Es más fácil perder el control
hablando con desconcierto 
que enmudecerse ante las palabras
dichas sin esmero. 

Ver la entrada original

Sin metáforas ni máscaras

Mundo Disgregado

IMG_20180714_180633

Te extraño.
Así, sin metáforas ni máscaras.
Así, de frente y a quemarropa.

Se me pasan los días como cúmulos de un circo que repite la misma función aburrida donde la única protagonista soy yo.
Y es que ya lo he dicho antes, no estaba preparada para vivir sin vos.

Vos ni te enterás pero yo por las noches sueño que te beso, y que regresás, y que me abrazás y que me despertás de esta pesadilla de tu ausencia.
Ya quisiera yo poder vencer a la muerte y traerte de regreso porque aquí nos quedaron demasiadas cosas pendientes por vivir.

Pero ya sé, siempre he soñado imposibles, aunque de tu mano todo me parecía certero y alcanzable. Y no es que me haya quedado hundida en aquel limbo de la tristeza, no, logré salir y remontar el vuelo. Pero desde esta altura solo consigo pensar en tus ojos de…

Ver la entrada original 33 palabras más

Brebaje para no perderme.

Carlos Banks

kajree-2

Soy barredor de tristezas
con acuarelas, creo
en los cielos bellezas,
soy creador de lluvias azules
y peces transparentes.

Hago mareas con mis verbos
silentes
Dilato la pupila de las aves
para que titilen como estrellas.

Hago del viento dos violines
y un arpegio de piano
Cabalgo entre humo y sudor
de hermanos.
Pero dos gotas resbalan hacia el caldero mayor donde hago
mis mescolanzas.

Brebajes para no perderme

Ya no hay derrotas
si sabor a miel
y sabor a permanencia.

Derribo borrachos con
lanzas de algodón
y de nuevo los violines
o el viento
o el silbido de los lobos
que domestiqué.

Hay ratos de furias sobre las teclas del piano.
Olor de cervezas y a cenizas.

Con el sol en perspectiva
creo una tempestad
y me diluyo gastando papeles
recordandote.

Carlos Banks
Albany, GEORGIA, Estados Unidos

From Chroma Note: https://goo.gl/ScG4Hc

Ver la entrada original