Un espejo en el templo de la Luna

La estaca clavada

¡Las cosas de Lídia!

Escribir jugando

https://lidiacastronavas.wordpress.com/2018/07/01/escribir-jugando-julio/

Detrás del espejo nace el mágico sendero de la noche,

el mismo que dibujan los tacones rojos de tus pasos.

Risueño desafío a penetrar en la castillo de la luna,

De los sueños, donde tu piel de taimada bruja,

se hace copa para contener gotas de la lluvia.

Calma oscura, promesa de la sed de los deseos.

Húmedo paisaje reservado al tacto de los besos.

¿Y luego?

El miedo, el asombro, la sorpresa fingida.

La desesperada desaparición de la Esperanza.

Y el silencio cobarde que arde en el invierno.

Más allá de la nada, la disculpa:

¡Sólo fue un juego!

¡Y después. El olvido!

Ver la entrada original

Anuncios