Tercera Guerra Mundial

Versos Rotos

Miradnos ahora,

tantas ganas que teníamos de comernos al mundo,

de arrasar con la vida y las penas,

de desvestirnos tan rápido

para que no se nos vieran los miedos

y las heridas…

y el mundo,

acabó comiéndonos a nosotros.

La realidad me tomó por el cuello

y ya no pude voltear a verte

(y eso dolió más que morir de verdad)

mi cabeza estalló en mil pedazos

como Hiroshima y Nagasaki,

y tú tampoco pudiste volver a mi

fuimos breves,

fuimos intensos,

fuimos el accidente de Chernobyl y Atucha juntos.

Nuestros sentimientos mutaron

a nuevas formas de amar,

de mirar y de sostener una mano…

pero con el mismo tanque de óxigeno

para sobrevivir a nuestros recuerdos.

Ahora vivo todo el tiempo

con una bomba dentro de mi estómago,

siempre a punto de estallar,

con tres latidos en la garganta

que me entrecortan la voz y la respiración…

y…

Ver la entrada original 90 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s