Desafortunado

Poetas Nuevos

Milo Manara

La miré al pasar,
Hasta el viento iba más lento que ella,
O simplemente caminaba detrás de su perfume,
El cabello negro y rizado
Hacia bucles en mi mente.

Nunca supe
si seguía en mi cama durmiendo
Nunca supe si estaba en el bar ebrio
Nunca supe si era un sueño
Nunca supe si era su pesadilla.

Pues la comencé a seguir
En sus caderas colgaban mis ojos
Desde su cabellera larga
Hasta los tacones altos
Quedé suspendido,
Levitando
Soñando
Babeando directamente.

Ya con el sol en la frente
Pude distinguir
Sus ojos demoníacos
Sus labios perfectos
Sus manos finas
Todo lo que un hombre afortunado merece.

Sin embargo
Ese hombre
La esperaba
En el bar de siempre
A la misma hora
Con el mismo elegante smoking,
Y ese hombre no era yo.

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s