Un gran disgusto.

¿Cómo no rebloguear tantas preguntas?

ando en la luna...

Y ¿qué hacer cuando le sacan el tapón a uno?

Explotar, gritar las palabrotas más feas y corrientes; berrear, chillar, golpear paredes, azotar puertas, tirar agresivamente al suelo lo que se encuentra sobre la mesa, arrojar objetos de vidrio hasta escucharlos romperse, maldecir hacia los cielos, demandarle una explicación al universo, echarse al piso y patalear entre llantos y jadeos; gruñir, hacer “rrooaarrr”, vomitar y finalmente venir a escupirlo todo al blog; que de esto se trata el mío; de sacar lo que llevo adentro.

Nunca he sido fanática de la paciencia, no es sorpresa para nadie descubrirlo pues a los minutos de conocerme se pueden dar cuenta. En ocasiones podrán encontrarme tratando de aplicarla, ya saben… aguantándome el coraje y contando hasta el 10 en mi cabeza, pero rara vez me resulta victoriosa esa apuesta. No suelo ser violenta ni conflictiva, por lo tanto, cuando algo me inquieta prefiero…

Ver la entrada original 241 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s