YA NO HAY PUDOR NI EN LOS ARBOLES

Relatos del caminante

Lo digo y tengo mis razones para hacerlo. En mi paseo diario, hoy atravesé una zona donde abundan los eucaliptos. ¡De vergüenza! De acuerdo que se acerca el verano. La primavera, en estos últimos días del mes de mayo está siendo bastante calurosa. Pero eso no es razón para que los árboles tengan la indecencia para desnudarse sin decoro algunowp-image-1706848021jpg.jpegPero no es solo el orondo señor el que se desnuda con todo el descaro ante todos los demás vecinos. También la esbelta y bella señora se quita sus ropas invernales y se queda desnuda sin que le importe lo más mínimo la presencia de los demás, quienes siguen con sus ropas. Aún más. Ellos no solamente no se desnudan sino que se visten de gala en la Primavera, para recibir al Verano, como se merece. Con todos los honores. Ella no. Ella quiere lucir su tez rejuvenecida y para…

Ver la entrada original 243 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s