Marchando

Cuentos de tarde-noche

Mis ojos delatan

las carencias de mi sonrisa

Al darse cuenta, desaparece

quedo con el fresco agotamiento

de haber salido a la calle

Parezco un fantasma

de esos que escribo

y paseo sin saberlo

buscando en ningún sitio

algo que me frene.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s