The Wildest of Us: Prólogo

LA NACIÓN DE LAS BESTIAS

prologo

Una vez, los ecos más viejos del bosque me contaron cómo comenzó la leyenda.

Bajo la luna, ocultándose entre las copas de los árboles, susurraron que la primera vez que el pequeño lobo abrió los ojos fue tan solo un par de minutos después de haber nacido; algo muy inusual aun para una criatura de su inusual naturaleza. Y que lo primero que encontró aquella mirada inocente, fue su propio hocico, gris como la ceniza, yaciendo sobre el helado suelo de la improvisada madriguera.

Distinguió de inmediato el azul nítido y vibrante de las paredes de roca, las cuales tiritaban con diminutos resplandores plateados asemejándose a un manto de estrellas; como si los muros de aquella cueva se hubiesen revestido de un asombroso cielo nocturno para darle la bienvenida al mundo de los mortales.

Pero como la belleza nunca es consuelo para una criatura recién nacida, la frialdad de la…

Ver la entrada original 854 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s