El poder de la verruga

Absolutamente genial XD

Divagaciones en Rosa

Lo primero en que me fijé cuando abrí la puerta fue en sus tetas. Ampulosas y soberbias parecían querer escapar de la tela de licra que las retenía.

Después, repuesto del agradable impacto conseguí posar mis ojos en su cara. Con una amplia sonrisa comenzó con su perorata. Dejé de escuchar lo que me contaba a los cuarenta y cinco segundos, justo lo que tardé en fijarme en la verruga que reposaba junto a sus labios.

Era enorme, me dieron ganas de coger una espátula y arrancarla del rostro para poder venderla como objeto paranormal. Los bordes de textura rugosa eran de un marrón más claro que el del centro. Allí tres pelos que tenían la consistencia de los cables de acero que sustentan los puentes colgantes, me plantaban cara.

Me sentí hipnotizado ante tal aberración que no casaba nada con el inmaculado rostro de la chica. Ella continuaba con…

Ver la entrada original 74 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s