¡Y te espero!

Inside Lulu´s World

Contigo todo es perfecto

No importa si tengo un día malo

Siempre hay buenos momentos

Por eso,

Aunque me dejas ir

Sigo aquí

Y te espero

Contigo me fluye el encanto

Sin importar si estoy en mal estado

Nunca dejo de necesitar tu afecto

Por eso,

Aunque te hayas despedido de mí

No te dejo ir

Y me aferró

Contigo siento todo verdadero

No me importa tus tantos defectos

Creo que te hacen perfecto

Por eso,

Aunque me hayas dicho adiós

Sigo aquí

Y te espero…

Te espero queriendo tu regreso

Pero regreses o no

Ha sido un gusto coincidir contigo

Un lindo asombro

Recuerda,

Tus palabras son anheladas

Y aquí siguen siendo esperadas.

tumblr-love-41

Ver la entrada original

Tristeza

Inside Lulu´s World

Algunas veces

Llega este sentimiento

Usualmente, acompañado por otro

Como el enojo

Como la rabia

Como la decepción

Por algo

Por alguien

Por alguna situación

Se invade en mi ser una terrible tristeza

Lo dejo florecer

Dejo que permanezca un rato en mi ser

Trato comprender porque ha venido

¿Por qué ha venido, tristeza?

A veces se hace presente

Por personas que extraño

Por cosas que no tengo

Por no poder cambiar algo

Por no poder tener a alguien

Porque tú no estás

La tristeza se manifiesta

Cuando salen mis pesadas lagrimas

Con toques de ansiedad

Pero siempre hay alivio al final

Siento que ha salido de mí

Siempre deseo que no regrese más

Pero me hace apreciar

Mis momentos de felicidad

Mis estados de tranquilidad

Me hace apreciar mi bienestar

Y comprendo que es necesaria que me venga a visitar.

440cf206235c91039105d285f3c5e0f0

Ver la entrada original

Reminiscencia

Al principio todo estaba dispuesto

para permanecer.

En el horizonte

los reflejos

eran equidistantes,

había palacios sostenidos

carentes de reproches

indecencias impronunciables

y palabras, sobre todo palabras,

ofreciendo consagraciones verdaderas

con la insolencia de la juventud,

la ambigüedad y su riesgo

un refugio donde reír implícitamente,

equivocarnos,

una excusa en el abismo del perdón,

con la atrevida lascivia

de los que perdían el orgullo

entre travesuras de piel.

Y, sobre todo,

emergente entre los iconos del corazón

una sonrisa pícara,

entre la comisura de nuestros labios.

Hoy nadie conoce

el placer de las miradas,

las búsquedas

no tienen geografía

y mueren si imaginación,

las palabras

se visten de silencio

o surgen con cadencias monótonas

en inventarios de reproches

tan eternos

como odiosos.

Y nuestros labios

¡ay de nuestros labios!

se agrietan tan áridos…

que ni siquiera la solemnidad

de los besos

dibujan el amanecer de una sonrisa.

Ver la entrada original