Sin mirar atrás tus recuerdos

La Exuberancia de Hades

Si vienes para convertirte en un mal recuerdo, mejor ahórrate tanta prisa por hundir este barco. Llega un momento en el que tienes que decidir entre la cordura o en seguir alimentando de forma estéril a todos esos fantasmas pasados sin más ánimo que el de seguir divagando eternamente, sin más provecho que el de tu propia auto(destrucción)compasión.

Hoy bendices en tu corazón el rendimiento de esta oscuridad tan ceñida a ti, que aprieta pero no estrangula, besa pero no ama, aterra pero te hace huir. Tan constante como el parpadeo de una estrella, rememoras lo olvidado para dar forma a un presente fugazmente retorcido entre hojas secas y miradas esquivas pero certeras.

Como puñales al alba son las pesadas memorias de un alma desbaratada entre risas vespertinas y odios matinales. Tu nuca recibe el lametón espectral de las sombras, para que tengas la infame seguridad de que por mucho que…

Ver la entrada original 167 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s