Apocalipsis en el pueblo

Los microcuentos de Dark Sibarel

Luego que se fuera el médico del pueblo, llamaron a concurso y llegó un doctor de la gran ciudad.

  • Doctor, al final del día le toca un domicilio.
  • Está bien, es una buena manera de conocer a mis vecinos. Y quién es el paciente?
  • Un químico muy destacado que parece está súper enfermo.
  • Ah, bueno.

El médico no daba crédito a sus ojos.

  • Y usted es el hijo, no?
  • Sí doctor, ya se lo he explicado. Ellos son mis padres, que están pegados entre sí, y a la cama, las sábanas y el teléfono.
  • Pero cómo pasó todo esto.
  • Es que no tengo idea. Pero vé ese guante que cuelga de mi madre?
  • Sí.
  • Era mío. Creo que alcance a librarme justo a tiempo.
  • De qué? De pegarse también?
  • Yo creo que sí.
  • Válgame Dios.
  • Tengo que acercarme para investigar un poco más.
  • Adelante.

El médico tomó las precauciones de…

Ver la entrada original 114 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s