La huida de Bekenov

Historias malditas, malditas historias

Sí, impaciente lector, esta vez me adelanto totalmente a tus pensamientos: hay relato. Eso sí, al final, como siempre. Sólo que debo indicar que voy a estar unos cuantos

Ver la entrada original 1.813 palabras más

Anuncios

14 comentarios en “La huida de Bekenov

      1. PS.—Mariana, es que con el Gran Señor de la Cuestión me traigo siempre una cierta diatriba sobre lo soez de mi pragmatismo frente a su lirismo. Lo comento por si no viese claro lo de los emoticonos escatológicos.
        Vamos, que él hace unos poemas de derretir el espíritu y yo los resumo en una frase cientifista.

        Le gusta a 1 persona

      2. ¬¬ Os daré un par de cráteres, mas no de “sus” cráteres. menos del mar de la fecundidad.
        Principalmente porque en mi mundo aunque se le adora hace tiempo ya no brilla luz de noche ni luz de día.
        Secundariamente porque no dejare que la toque… ¬¬U
        Algo bien escatológico y algo fosco como sé que a usted le gustan su merced.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s