Tu hijo, tu amigo

El templo de Salomón

De niño, te contaba todo; de adolescente, no te cuenta nada. Y si intentas conversar con él, o te responde con palabras sueltas o frases breves, o inicia una discusión que convierte tu hogar en un campo de batalla.

No te desanimes, tu puedes aprender a hablar con tu hijo adolescente. Pero antes debes entender dos factores que contribuyen al problema.

La búsqueda de independencia. Para que tu hijo adolescente se convierta en un adulto responsable, tiene que pasar gradualmente del asiento del pasajero al del conductor, por decirlo así, y aprender a conducir por los traicioneros caminos de la vida. Claro, hay jóvenes que exigen más libertad de la que deberían tener y hay padres que conceden menos de la que pudieran. La guerra que se desata genera gran confusión tanto en unos como en otros. “Mis padres quieren controlar cada detalle de mi vida. Si no me dan…

Ver la entrada original 404 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s