Onírico: La cantimplora

Muy bueno. En prosa, de lo mejor que te he leído. 😉

salafrancablog

Me encuentro en la frondosidad de un bosque. No sé hasta qué punto me he adentrado. Llevo una mochila en mi espalda y me detengo algo fatigada. Entonces comprendo que las horas no me las ha quitado nadie. Me siento en unas piedras para tratar de pensar. En el interior de mi mochila puede que encuentre una pista para mi amnesia. Abro su cremallera sobre mis piernas y encuentro una cantimplora medio llena en la que sólo se aprecia un: “Es”, en rotulador y un pegote de tinta negra que hace ilegible lo que pone. Un arnés manchado de barro y una brújula que no muestra movimiento alguno para situarme.

Comprendo que alguien se ha quedado en el camino pues esa mochila no es mía. Tampoco entiendo porqué la llevo yo. Por más que miro mi entorno nada me hace recordar.

Mirando hacia arriba no se llega a descubrir el…

Ver la entrada original 394 palabras más

Anuncios

7 comentarios en “Onírico: La cantimplora

      1. Siiiii la verdad es que cada semana acabo más cansada muevo muchas cosas y mucho volumen de personas, comentarios y ufff el lunes ya comienzo derrotada porque los fines de semana tampoco paramos es cuando la cabra loca necesita hacer cosas con la familia. 😉

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s