La guerra de Sufyan (I)

Lord Alce lee y escribe

Este fue el relato con el que me presenté al certamen “Gandalf 2016”; de su nombre se desprende que es un concurso que tiene que ver con la Tierra Media y los mundos de Tolkien, organizado por la Sociedad Tolkien Española, así que escribí estas diez mil palabras de fan fiction. Que cuelgo en varios trozos, claro, que si no resulta muy indigesto.

Como siempre, espero que os guste. ¡Hacedme llegar vuestros comentarios!


LA GUERRA DE SUFYAN

 

Muy al sur de la Tierra Media, más allá de los desiertos del Cercano Harad, vivía Sufyan, orgulloso hijo del caudillo Jubayar, joven de hermosos rasgos, rostro endrino, cuerpo esbelto y fibroso por las horas que dedicaba a dirigir las partidas de caza de sus compañeros de clan, y poseedor de un espíritu afable que hacía que fuera amado por todos los habitantes de la aldea de Narawfal.

Enclavada en…

Ver la entrada original 820 palabras más

¿Ir a contracorriente?

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Soy una persona afortunada, vivo al lado del mar y, siempre que puedo, lo disfruto. El mar es una fuente de inspiración. Hace pocos días, y no es la primera vez, un buen amigo me dijo que le costaba leer el blog y enfrentarse a la lagartija que aparece en el fondo. Dicho simpático animal le producía repelús. Me propuse cambiar la imagen, pero no quería dejar de ser fiel a mis principios, así que busqué inspiración en el mar y en el objetivo del blog. ¡La adaptación!

  • Luis, ¡no veo la relación entre la lagartija y el mar!
  • Lee y verás cómo enfrentarte a las dificultades del mar, de forma diferente a cómo se enfrenta la lagartija a sus depredadores.

Darse un buen baño en la playa es uno de los placeres que nos tiene reservado el paraíso terrenal. Jugar con las olas del mar es una delicia…

Ver la entrada original 589 palabras más

”Te amo más que a mí, te amo y por eso te dejé ir…”

”Te amo más que a mí, te amo y por eso te dejé ir…”

Marifa

Escucho una melodía a lo lejos, una vez supe quien la entonaba.

Cada verso narra mi estado, algo triste, algo alegre, algo movido, algo lento, algo exótico, algo dulce, algo suave, algo hermoso.

Me dejo llevar por la melodía, el ritmo se apodera de mi. Quiero llorar, pero sonrío, quiero bailar, pero respiro.”Te amo más que a mí, te amo y por eso te dejé ir.”

Mis brazos se mueven al compás del viento, la sangre corre, el corazón bombea, los tambores susurrándome tu nombre, las notas rozando mis caderas.

”Te amo más que a mí, te amo y por eso te dejé ir…”

Marifa

Ver la entrada original

Todos contra el miedo

Singularette

Se han preguntado ¿qué es lo peor que puede pasarnos?
Se han preocupado por el ¿y si …?
Hemos sufrido porque ¿yo creía que …?

Eso, se llama vivir con miedo.

Todos sabemos (espero) que el miedo nos paraliza pero lo peor es que el miedo nos sabotea, nos chantejea y nos hace actuar sin sentido y con resultados frecuentemente contraproducentes.

Pensemos… Es tu gran oportunidad en el trabajo, has realizado una presentación espectacular y, al último momento, el proyector no funciona, la última versión del documento no se grabó y tu otra ora perfecto inglés parece digno hijo de “Aprenda las vocales con Plaza Sésamo”.

Otro más: Has conocido a un chico/chica genial. Es más, te ha invitado a cenar ¡qué emoción! Ya han empezado a salir y, ¿qué pasa?, le has hecho un drama que ni tu sabías podías hacer, le has engañado con alguien que ni te…

Ver la entrada original 184 palabras más

Matryoshka

-Bueno, en la vida, las cosas que de verdad importan, se obtienen con esfuerzo y, en ocasiones, ese esfuerzo acarrea un poquito de dolor —

Martes de cuento

matryoshka_one_by_poisonapple Ilustración: PoisonApple

Allá por el siglo XIX, en el centro de la helada Rusia, vivió un artesano que, tal y como habían hecho antes sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos y todos sus antepasados desde que la memoria es memoria, se dedicaba a trabajar la madera para convertirla en los más variados objetos.

El viejo Serguei, que así se llamaba aquel maestro, fabricaba muebles, mangos para cuchillos y herramientas, juguetes, instrumentos musicales, zapatos, bastones… Cualquier cosa que a alguien se le pasara por la imaginación, él la tallaba en madera.

Cada domingo, muy de mañana, se internaba en el bosque cercano y allí recogía la madera necesaria para toda la semana. Era tan ducho que, de una sola ojeada, sabía cual sería la más adecuada para cada pieza.

Aquel frío domingo de enero amaneció con una terrible ventisca. La nieve recién caída volaba de acá para allá, golpeando con fuerza los cristales…

Ver la entrada original 937 palabras más

La Bestia

A la Sombra de la Luna

Cómo un rayo de luz,
lo atravesaste.
abriste su pecho de parte en parte,
lo desnudaste.
dejaste al descubierto todo lo oculto,
sacaste de su pecho su corazón
y lo expusiste al mundo.
Te bañaste en la sangre
que broto de sus candados abiertos,
bebiste de sus miedos
te alimentaste de ellos.
y disfrutaste,
lo confesaste,
pesar de todos los defectos,
le amaste.
de todos sus demonios,
de todos sus ataques.
De la bestia te enamoraste.
Y por unos meses lo encantaste,
convertiste en rey a la criatura,
en seda su piel dura,
en besos sus colmillos,
poemas sus gruñidos
y cantos sus bramidos.
Y nunca te quejaste,
hasta que te fuiste,
hasta que te perdiste,
en tu reino celeste.
Y ahora vuelven los gruñidos,
los bramidos atraviesan el aire,
crecen los colmillos
y a la sombra de la Luna,
la bestia huele sangre.

Ver la entrada original