Un morderse la lengua.

ValentinaMaleza

Ella nunca vio la nieve en toda su vida. Espero que éste año el clima sea generoso y le regale unos copos que desde el cielo, lleguen a caerle en el pelo y mojen sus rizos al deshacerse.

Hace días que no es conmigo lo que antes era; un suspiro de alivio una tarde de primavera, un morderse la lengua, una mano buscando lo que perdió entre las cuerdas de su guitarra, una carcajada rompiendo el silencio de esta casa , de madrugada, un beso en la frente…

Echo de menos ser para ella como la primera estrella que osa brillar, escandalosa, tras la tormenta.

De todas las notas de una canción que suena como salida de una gramola en una estación de tren cuando el último pasó hace horas, es la última nota la que se enreda en tu ropa, te acompaña calle abajo, trepa por tu espalda y…

Ver la entrada original 207 palabras más

El final de los días

La Rúbrica del Cubo

(Inspirada por la canción homónima, de Loquillo. Dedicada especialmente a rogerescribe)

Lo juro, traté de resistirme,

de vivir alejado de ello.

Pero fue escuchar la voz del maestro

y fluyó de nuevo por mis venas

el dulce veneno de la melancolía,

el eco eterno

del final de los días.

Vivo en el centro del volcán,

siempre la misma excusa.

Devuelvo la sonrisa.

Imagen extraída de: http://www.loquillo.com

Ver la entrada original

Murmullo

La Rúbrica del Cubo

Esta noche no quiero

leer poemas grandilocuentes

ni historias de piratas.

Esta noche quiero

escuchar el silencio.

En él, te añoro.

Desearía saludarte de nuevo

o de segunda mano.

Decirte adiós

o al diablo, ya puestos.

Intuir tu sombra

o acariciar apenas

un murmullo de

tu dulce voz

sería suficiente.

Pero todos sabemos

que las lágrimas imposibles

no llenan botellas vacías…

Imagen extraída de: http://graficosenlared.es/bancodeimagenes/animales-naturaleza/caracola-de-mar/

Ver la entrada original

Nuestro universo paralelo

La Voz de lo Invisible

Hoy no hablo de la casualidad de encontrarnos. Hoy cuento los choques estelares que hicieron falta para que tú, y yo, nos reencontráramos en este universo paralelo.

Ha dejado de sonar nuestra canción en la radio. Bailar bajo la lluvia ya no es divertido. Mi mapa ha borrado tu casa como destino y tu nombre ha quedado rezagado en algún poema sin título, de esos que guardas en el cajón esperando que el olvido borre su rima y, que cuando hallarlo se convierta en serendipia, su significado haya cambiado, y con él, quien lo lea.

Hay momentos en los que debes decidir si el auto-sabotaje merece la pena, que estamos acostumbrados a que el malo deje de serlo y conquiste a la chica, a dejarnos llevar porque así todo sale bien. La adrenalina de sentirnos especiales, de ser causa-efecto de la evolución.

Pero no, la realidad ha dejado latente que…

Ver la entrada original 47 palabras más

Los Hados

gallegorey

Los hados me rehuyen
porque no tengo dientes
que trituren las piedras
ni muerdo el polvo
ni me prostituyo
en los camposantos
ni cubro de humo mis horas,
algún aliento tendré que
los espante, alguna herida
de muerte en los ojos que
los espante, y en la cueva
donde resguardo mis pensamientos contra el frío y la oscuridad mas heridas de muerte que los espante,
y no me avergüenzo;
ya casi no hay sueños
que se escapen de la tiranía
de los hados, tan solo quedan
pensamientos deshabitados
en apariencia interesantes
pero repugnantes por su presunción, y monotonía,
que es la muerte de la
creatividad, la tela de araña
donde los hados atrapan a sus
moscas y les extraen la vida
a cambio del sombrío gozo
de un minuto de gloria sin ingenio.
Por eso los hados me rehuyen
y yo a ellos, como rehuyo todo
lo que se consigue…

Ver la entrada original 27 palabras más